Moxibustión



La moxibustión tiene sus orígenes en el norte de China que tiene un clima muy frío y húmedo.
La palabra Moxa es japonés y la práctica de moxibustión es hoy en día muy popular en Japón, China y en toda Asia.
                                                             Artemisa
La hierba utilizada es Artemisa Vulgaris, Artemisa, o mugwort (ingles), Beifuss (alemán), un miembro de la familia de las margaritas. Se usa en forma de estopa o bien en forma de estopa comprimida. La estopa se obtiene a partir de las hojas de Artemisa secadas y pulverizadas para desembarazarlas de sus nervios leñosos.

Moxibustión


 La Moxibustión es una terapia que se encuadra dentro de la Medicina Tradicional China que aplica calor estimulando puntos específicos del cuerpo.
Es un método terapéutico que usa las propiedades curativas de la planta artemisa y del calor para reequilibrar el estado de salud en general y para trabajar sobre trastornos más específicos como la debilidad de energía, artrosis, problemas musculares crónicos, etc.
La Moxibustión con puros. En este método se usa la planta de artemisa prensada en forma de puro, se enciende un extremo y se dirige a determinadas zonas del cuerpo dejando un espacio de unos 4 cts. Entre la piel y el puro.
A un nivel funcional, al estimular los puntos por Moxibustión, los impulsos provocados por las terminaciones nerviosas de la piel causan la dilatación de los capilares incrementándose la circulación en todo el cuerpo en general y sobre las aéreas asociadas al punto que tratamos.

A un nivel teórico se basa en la teoría de los meridianos de la medicina tradicional china, según la cual los diferentes desequilibrios del ser humano se deben a trastornos producidos por factores patógenos externos, por las siete emociones, o por desequilibrio entre las fuerzas yin y yang del cuerpo. Utilizamos la Moxibustión para introducir calor en los meridianos, estimular puntos de acupuntura, combatir el frío o la humedad interna o para favorecer las condiciones yin y yang de nuestro interior.
    *A un nivel local la Moxibustión nos ayuda en:
    -Trastornos en las articulaciones (como la artrosis o la artritis)
    -Trastornos derivados del frío o la humedad (rigidez lumbar)

    *A un nivel más amplio la Moxibustión nos ayuda a:
    -Estimular el yang interno del cuerpo (fatiga)
    -Regular el sistema digestivo (nauseas, digestiones pesadas)
    -Regular el sistema reproductor femenino (trastornos en la menstruación)
    -Regular el ki de bazo (cansancio permanente, fatiga de brazos y piernas, necesidad de dormir)
    -Mayor producción de glóbulos blancos, glóbulos rojos y hemoglobina.
    -Mejora en el tiempo de coagulación y capacidad de generación de anticuerpos.

Uno de los primeros tratados escritos en el que aparece la Moxibustión es el Huangdi nei jing o libro clásico de la medicina interna escrito entre los años 475 A.C. y el 221 D.C. Posteriormente aparecerían otros escritos entre los que destaca el manual ilustrado de puntos de acupuntura y Moxibustión escrito en el año 1026 D.C.

Hoy en día gracias a la difusión de la medicina tradicional china la Moxibustión se utiliza con frecuencia en todo occidente y en multitud de países del mundo. Es un método sencillo, sin efectos nocivos y que puede ser utilizado a nivel local por cualquier persona siguiendo unos sencillos consejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario